sábado, 11 de octubre de 2014

Un cielo tras otro (Oblivon #1)


Éste es el primer envío que recibo de una editorial. Tanto Un cielo tras otro, como sus dos siguientes partes me los ha mandado La Galera, con cuya actitud y disposición estoy realmente contenta.


Título: Oblivion: Un cielo tras otro
Saga: Oblivion (1/3)
Autor: Francesc Miralles
Editorial: La Galera
NºPáginas: 300


 El amor es un virus extraterrestre que nos permite abrir los ojos a nuestro verdadero origen en las estrellas. Sasha, un adolescente desarraigado, entra por casualidad en un bar de la periferia lleno de jóvenes que comparten una misma visión: el amor es la única droga que permite viajar a otro mundo... al que hemos olvidado que pertenecíamos. Pronto descrubrirá que quieres atraviesan la puerta de Oblivion pasan a vivir en un universo paralelo con reglas propias. Hay que olvidar lo que creíamos que éramos para recordar lo que somos en realidad. En su extraño viaje de autodescubrimiento se cruzará con una enigmática joven de pantalones rojos que, años atrás, vio en un sueño que le ha acompañado desde entonces. Pero, cuando trata de encontrar de nuevo la entrada de Oblivion, no halla ni rastro del lugar. Una hikikomori que se comunical espacio con él por e-mail a través de viñetas y una alocada hipster le ayudarán a buscar Oblivion y a la misteriosa chica que sabe algo de su pasado que él desconoce.





Sasha es un joven de dieciséis años que acaba de terminar la ESO en el instituto de su pequeña isla. Como consecuencia, debe mudarse a Madrid con su tío para seguir cursando.
Una vez allí y ya instalado – en un lugar y con una situación que no esperaba - , una serie de acontecimientos turban la vida tranquila y pacífica de Sasha: tío Zeus cae gravemente enfermo, conoce a una chica un tanto peculiar – Birdy -  que le hace cambiar su forma de ver el mundo y, lo más impactante: se enamora.

Cuando tomé este libro no sabía muy bien que debía esperar de él. Tenía una sinopsis realmente atrayente, al igual que su portada, pero no conocía más opinión de él. Imaginad mi grata sorpresa cuando me encontré en él una historia llena de actualidad y originalidad.

Puedo hablar de muchas cosas acerca de este libro, por lo que empezaré con su ambientación. La historia transcurre en su mayoría en la ciudad de Madrid en una época de lo más actual. Encontramos términos adolescentes cada pocas páginas (como puede serlo hipster, o llamar a un amigo tío), así como aplicaciones incorporados en nuestro mundo de forma drástica. (Y sí, hablo de la aplicación WhatsApp).

-Ya veo… ¿Hay algo más que deba saber para alcanzar la perfección como hipster? – me burlé, sentado al borde de la cama.





La historia en su total, exceptuando el epílogo, nos la narra Sasha con una muy bien construida primera persona del pretérito. El autor utiliza un estilo perfecto para este tipo de novelas: buena ortografía y gramática, mezclada con ese toque informal que mantiene enganchado desde la primera página.

Y ahora, os hablaré de los personajes. Sin ningún tipo de duda mi favorita ha sido Birdy. Es una joven rebelde que lucha por la vida que quiere llevar y no la que le ha sido impuesta; una chica rara, de las que tanto en el libro como en la realidad están marginadas por querer ser ellas mismas y no hacer caso de los prejuicios de la gente.
Nuestro protagonista, Sasha, también ha sido un gran punto a favor de la historia. Hace mención  continua al cambio que está dando su vida y cómo esto lo confunde, aunque siempre en las dosis necesarias para no hacerse repetitivo. Aunque me ha parecido demasiado cabezota en muchas ocasiones, y obsesionado por sus propósitos hasta el punto de no ver lo que éstos llevarán consigo, ha sido un buen protagonista que hace más amena la lectura.
A los personajes secundarios no los llegamos a conocer bien. Tío Zeus, Ivonne o las Helenas aparecen poco y, cuando lo hacen, es para confundirte. Sin embargo, y a diferencia de otros casos que se podrían haber dado en diversas novelas, en Oblivion no lo he considerado un hecho negativo. Las circunstancias en las que viven me parecen motivo suficiente para que apenas se salga de estos dos personajes.

En este momento, quiero hacer parada especial en la trama de la historia. He tardado algunos días en darme cuenta de lo que me hizo sentir la historia en un general, los puntos positivos y negativos.

El mayor error, o punto negativo, de esta historia ha sido la historia de amor. Es un amor adolescente que, con solo mirarse, saben que están hechos el uno para el otro. Puede parecer romántico, pero personalmente (repito, PERSONALMENTE) no me los trago. Para llegar a sentir una emoción fuerte por alguien tienes que llegar más allá de su aspecto físico o ese brillo que tenían sus ojos. Conocerse, que el amor surja de alguna manera creíble. Por desgracia, aquí no lo he encontrado y por esto la chica de la que se enamora se me hace bastante pesada.

Pero cuidado, que nadie descarte el libro por eso. Porque tiene un punto positivo que supera al error y que hace que esta historia merezca una oportunidad. Hablo, ni más ni menos, que del final. Me impresionó de gran manera y produjo una gran sonrisa en mi rostro porque eso no me lo esperaba. Pasé todo el libro con la idea de que todo esto era X y terminó siendo Y.


Algo que tampoco puedo irme sin mencionar son sus enseñanzas en forma de cuento o frase, que me han hecho cerrar el libro y reflexionar sobre lo que acababa de leer. 


Libros de la trilogía:

  • Un cielo tras otro 
  • Tormenta de estrellas 
  • El lado secreta de la luna


3 comentarios:

  1. Lo tebeo por leer, a ver qué me parece :P

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  2. Tengo ganas de leerlo, y tras ver tu reseña me das envidia xD (es bromi)
    Un besoo,
    Shado

    ResponderEliminar